La Filosofía Sarmiento

Una familia muy amplia ha estado vinculada a Villafranca del Bierzo a lo largo de generaciones. Durante años cultivaron sus viñas y elaboraron vino, pero el negocio finalmente no prosperó.

Décadas después, algunos de los miembros más jóvenes de esa familia, que viven ya en otros lugares, deciden organizar, durante el tiempo de la vendimia, un fin de semana cultural en La viña de los pinos, una cabaña familiar que funciona como símbolo de la unión de todos. Y para ello invitan a amigos…Y A AMIGOS DE AMIGOS.

[…]

Llevamos varios años desde entonces. Hemos crecido despacio porque las cosas hechas con cariño necesitan tiempo. Hemos vendimiado mil recuerdos con viejos amigos y otros nuevos, puesto en su paladar el gusto por el vino y las buenas canciones. Ahora sabemos a qué suena el cielo estrellado, o cómo silban sus melodías unos viejos pinos por entre los viñedos.

Con este planteamiento, no nos sobra el crédito, pero hemos acumulado un patrimonio de mucha y buena gente. No pedimos mucho más. Si algún día se acaba la historia del Sarmiento, que nos quiten lo bailado; que la noche nos guarde a todos juntos en su caja de música.

Un modelo de trabajo diferente

  • Cambiode escala

    Proponemos una vuelta a la escala de lo pequeño. La unidad de media de las cosas que hacemos es que te dé tiempo a saludar a todo el mundo.

  • Culturaboca-oreja

    Nacemos desde una cultura del boca-oreja. De amigos que llaman a amigos, que a su vez traen amigos.

  • Nuevo modelode relación

    que cambie las dinámica del modelo cliente-proveedor hacia un modelo de anfitrión-invitado, donde todo el mundo se sienta en casa.